Huesos en el jardín. Henning Mankell

Decididamente, Elin Trulsson era muy anciana. Tenía la cara surcada de profundas arrugas que se hundían en la piel. Wallander pensó que era muy hermosa. Como el tronco de un árbol añoso. No era la primera vez que pensaba algo así. La idea lo sorprendió por primera vez mientras observaba el rostro de su padre. Existía una belleza que sólo la senectud podía otorgar. La vida entera podía leerse en los surcos de una cara.

 

¡Eruditos de la novela negra y policíaca, del suspense y la intriga! Ábranse paso entre la muchedumbre y tomen asiento. Esta novela es de las suyas.

 

 

 

Para aquellos quienes no sepan quién es Kurt Wallander (imagino que pocos si son ustedes lectores asiduos de las obras de asesinatos y miedito), tienen ante ustedes a un detective de la policía sueca quien protagoniza una serie de novelas de este género escritas por Henning Mankell.

En ellas, y más concretamente en esta, se nos presenta la típica historia digna de Grissom y su CSI, donde tenemos un cadáver, una investigación policial y numerosos sospechosos por doquier. Además, en este volumen en concreto, se juega con la baza de la historia, ya que el difunto o difunta o difuntos (uyuyuy qué misterio) murió (¿o fue asesinado/a/os?) hace media centuria.

 

 

¿Qué más nos cuenta el libro? Pues cosas y circunstancias de la vida de Wallander, su situación personal y profesional. ¡Por cierto! Quizá les suene el nombre porque el personaje y sus historias fueron llevadas a la pequeña pantalla por la BBC One en una serie titulada con su propio nombre “Wallander” que duró desde 2008 hasta 2016 y que protagonizó Kenneth Branagh.

Por lo demás, la lectura es sencillísima y el volúmen del libro escaso. Una novela corta. De quita y pon, de toma y daca.

Ahora bien….¿qué suele suceder con este tipo de libros? Aaaaamigo que lo ideal es que empieces por el principio de la saga, por la primera vez que aparece nuestro querido protagonista. Muchas veces se entiende que una serie de libros, de historias independientes pero con el mismo protagonista, son eso precisamente, independientes. Y es por eso que yo misma cogí un tomo aleatorio. ¿Qué es lo que ocurre si utilizamos este método? Pues que nos dejamos cosas en el tintero. Henning Mankell, buen conocedor del término embaucar, sabía lo que se hacía.

 

 

Los libros y sus historias son independientes pero, claro está, la vida de Kurt Wallander evoluciona a lo largo de toda la serie (entiéndase serie por el conjunto de libros basados en el personaje). Por lo que, la historia en sí misma no dice mucho, al menos, este tomo, pero estoy convencida de que se extrae mucho más de la evolución propia del protagonista que de cada libro por separado.

Dicho lo cual y después de tanto rollo, amantes del género, les recomiendo enérgicamente esta serie de libros. No amantes del género, quizá les sepa a poco. Existen otros libros sobre asesinatos e intrigas de los cuales podrán obtener mucha más crema. Créanme.

 

Canción sugerida: Little Green Bag de George Baker

Gifs sacados de Giphy.com

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s